lunes, 23 de mayo de 2016

La llave. Diario de un viejo loco - Junichiro Tanizaki


Título: La llave. Diario de un viejo loco
Autor: Junichiro Tanizaki
 

Páginas: 255
 
Editorial: Siruela

Precio: 10,95 euros  

Año de edición: 2014

Aquí tenemos dos perturbadoras novelas cortas, dos nouvelles, del gran Tanizaki. Son dos textos escritos con un estilo exquisito, sensible, de una objetividad tranquila y minuciosa, sobre un tema que todavía sigue siendo tabú: la vida sexual de la gente corriente.

Creo que no se trata de literatura pornográfica porque no se recrea ni mucho menos en los detalles escabrosos, bordea con elegancia lo más íntimo y no describe nunca lo que el lector ya conoce. Tampoco son eróticos, me parece, porque no juega a excitarnos, a mostrar una parte y ocultar otra para que la imaginacn haga su trabajo. Desarrollan tramas sexuales, en la que los afectos y los deseos se entrecruzan y dan lugar a historias a la vez asombrosas y creíbles.

Pocos han indagado como este atrevido japonés en esos rincones del alma humana que suelen quedarse en la penumbra. Las parafilias, los celos como factor de excitación y método para recuperar el vigor juvenil, el amor por los pies... son temas extraños, pero a la vez atractivos, que en manos de Tanizaki se vuelven cotidianos.

En «La llave», un hombre maduro, enamorado de su mujer escribe un diario sexual, su esposa empieza otro y ambos se dispara una dinámica diabólica en la que cada uno cree que el otro lee su diario, cuando no siempre es así. 

En «Diario de un viejo loco», un anciano se obsesiona con los pies de su nuera, sin embargo la pluma de Tanizaki transforma tan disparatado argumento en ora cosa, algo que casi parece que podría pasar a cualquiera. 

En ambos casos, hay un motor de la trama y una intriga, así que pdríamos decir que son dos novelas de «suspense sexual». Dos historias estupendas, redactadas con un estilo refinado, sobre lo peligrosos que pueden llegar a ser los deseos, tanto los satisfechos, como los insatisfechos. Os van a gustar. 

Junichiro Tanizaki (Chūō, Tokio, 1886-1965) es un escritor japonés, considerado una de las figuras clave de la literatura de su país que ha visitado varias veces este humilde blog. Fué un vividor y un escritor atrevido, acosado continuamente por la censura. 

Nacido en la familia acomodada de un comerciante, vivió con holgura en su infancia, pero luego conoció el declive familiar, tuvo que trabajar de joven como profesor particular de los hijos de una familia rica y más tarde supo lo que era la humillación, al ser rechazado por su familia por casarse con una mujer que era prácticamente su empleada. Esas experiencias marcaron su literatura. Estuvo casado tres veces. 

Empezó a publicar en serio a los 24 años, formando parte de la literatura romántica japonesa. Luego se vió atraído fuertemente por la cultura occidental hasta que cumplió los cuarenta años y finalmente, regresó a la cultura tradicional japonesa. 

Dejó un impresionante legado en treinta volúmenes de cuentos, novelas, poesía y ensayo. Tanizaki destaca por la osadía de sus temas, que se ocupan a veces de indagar en los deseos más inconfesables del ser humano, y por su estilo exquisito y delicado. 

En 1964 fué elegido miembro de la Academia de Letras y Artes de Estados Unidos, el primer japones en recibir ese honor.

 
Junichiro Tanizaki

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada