viernes, 4 de marzo de 2016

La naranja mecánica - Anthony Burguess


Título: La naranja mecánica
Autor: Anthony Burguess

Páginas: 390
 

Editorial: Minotauro
 

Precio: 7,95 euros

Año de edición: 2012


Esta novela es un auténtico clásico del siglo XX. Publicada originalmente en 1962 y llevada al cine de forma genial por Stanley Kubrcik en 1971, está considerada como una más de las ficciones distópicas británicas, junto son «Un mundo feliz» y «1984». Basada en una experiencia brutal, cuando cuatro marines estadounidenses asaltaron a la mujer de Burguess en plena calle en 1944, estando embarazada, abusaron de ella y le hicieron perder el niño, es en realidad una parábola sobre la violencia, el libre albedrío y la libertad, el bien y el mal, la culpa y el castigo.

El título parece ser que es un juego de palabras que puede significar tanto el hombre mecánico (ourang es hombre en malayo), como una referencia a una expresión cockney: raro como una naranja mecánica.

Está escrita con la suficiente ambigüedad como para leída como una alegato contra la violencia y también una apología de ella. Situada en un futuro impreciso, cuenta las aventuras y desventuras de una pandilla de gamberros, capaces de todo, en una historia dura y sin concesiones. Tiene un ritmo vertiginoso, un estilo de altura y está trufado de palabras de un extraño argot, inventado por el autor, mezcla de ruso, jerga rimada cockney y palabras inventadas. Aunque al principio cuesta un poco, en seguida se acostumbra uno y se lee sin dificultad.

La invención de esa especie de idioma, el nadsat, dota al texto de una potencia literaria y poética muy considerable, porque es el lector el que llena de sigificados y matices las palabras nuevas al tratar de entenderlas. Una experiencia muy curiosa y única para el lector y un reto para el autor, que lo supera de manera brillante.

Una novela que, a pesar de tener ya más de 50 años, sigue siendo innovadora, original, transgresora y brillante. Un libro excepcional, creo que poco leído, aunque mucha gente ha visto la película y que os recomiendo sin dudar. Es una de las grandes obras de la literatura del siglo XX, un clásico. 
      
Fotograma de La naranja mecánica (1971) de Kubrick

John Anthony Burguess Wilson (Manchester, 1917-1993) fué un escritor, políglota y compositor británico. Compuso dos sinfonías, varios conciertos y sonatas, con los que alcanzó cierta fama como músico. Hablaba malayo, ruso, francés, alemán, español, italiano y japonés, además del inglés, su lengua materna, y un poco de hebreo, chino, sueco y persa. Su habilidad con los idiomas le permitió inventarse la lengua Ulam para la película «En busca del fuego».

Trabajando como profesor en Malasia sufrió a los 42 años un desmayo en clase, le diagnosticaron un tumor cerebral y le dieron un año de vida. Desesperado, dejó la enseñanza y se puso a escribir como un loco para dejarle a su mujer unos ingresos estables en forma de derechos de autor. Escribió cinco libros y medio en un año y ese último libro, producido con la angustia de una muerte supuestamente cercana, era precisamente «La naranja mecánica», su obra más famosa.

Continuó escribiendo y publicó más de cincuenta libros, entre los que hay ensayos, biografías y veinte novelas ciertamente extrañas y perturbadoras. Murió en 1993 de cancer de pulmón.
     
Anthony Burguess con sus 50 libros

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada