jueves, 10 de marzo de 2016

El lector - Bernhard Schlink


Título: El lector
Autor: Bernhard Schlink

Páginas: 208

Editorial: Anagrama
 
Precio: 8 euros 

 
Año de edición: 2000

Esta novela, publicada en Alemania en 1995 y en España en 1997, narra la extraña historia, en parte autobiográfica, de un adolescente estudiante de Derecho, que conoce a una mujer mayor que él, inicia una relación íntima con ella y antes de hacer el amor, su amante le pide que le lea fragmentos de Tolstói, Dickens y grandes autores.

Luego, la mujer desaparece de pronto del mapa y la pareja no se encuentra hasta años más tarde, pero entonces hay varias sorpresas que sacuden al lecrtor y le embarcan en una trama muy especial, llena de posibilidades que el autor explota al máximo hasta que consigue cerrar el libro de manera brillante.

Una novela excelente, muy bien armada, en la que los dos personajes principales tienen relieve, están muy bien dibujados y se ven envueltos en una situación que plantea dilemas morales de mucha enjundia y encierra más de una sorpresa para el que la lee. Está además bien escrita, con elegancia y cierta sencillez que hace la historia más objetiva y creíble.

Es un auténtico superventas, ha sido traducido a treinta y nueve idiomas, ha conseguido múltiples premios y la cifra de más de dos millones de ejemplares vendidos en todo el mundo.

En 2008 el director británico Stephen Daldry realizó una adaptación al cine de esta novela, con el mismo título, que cuenta con una magnífica interpretación de Kate Winslet.


Una buena novela, sólida y solvente, que da gusto leer y que engrosa la creciente lista de superventas de calidad, afortunadamente cada vez más y más larga,

Bernhard Schlink (Bielefeld, 1944) es un juez y escritor alemán. HIjo de padre alemán y madre suiza, ambos teólogos, estudió Derecho y en 1988 fué nombrado juez en la corte constitucional del estado de Renania del Norte-Westfalia. Es además profesor de Historia del Derecho en la Universidad Humboldt. Vive a caballo entre Bonn y Berlín.

Comenzó a conocer el viejo oficio de escribir produciendo novelas policiacas protagonizadas por un detective llamado Selb, que significa yo mismo. Llegó a tener cierto éxito e incluso a ganar el Premio Glauser, pero su carrera dió un giro con «El lector», que le ha dado fama, prestigio y una larga lista de premios, el último en Corea del Sur. 

Bernhard Schlink

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada