miércoles, 27 de enero de 2016

El secreto de la modelo extraviada - Eduardo Mendoza


Título: El secreto de la modelo extraviada
Autor: Eduardo Mendoza
 
Páginas: 320

Editorial: Seix Barral
 
Precio: 18,50 euros


Año de edición: 2015

Esta deliciosa novela es una buena muestra de la hilarante literatura Mendoza, maestro del humor desbocado, con toques absurdos y surrealistas y una buena dosis de la más fina ironía. Es un libro para leer con una sola mano porque con la otra hay que sujetarse el estómago cuando ya duele de tanto reír. Absolutamente genial.

El estilo es impecable y correctísimo, con la salvedad de que las expresiones que encuentra este hombre son ya cómicas, la trama disparatada, la mayoría de las situaciones rídículas o absurdas, los golpes de humor frecuentes y la experiencia como lector, francamente relajante, divertida y estimulante.

El autor aprovecha para reírse y criticar con humor (la crítica más demoledora es la que se hace con humor, porque no cabe la réplica) los medios de comunicación, la sociedad actual, la gente pija, la policía,los políticos codiciosos y un largo etcétera que no deja títere con cabeza. Se ríe, por ejemplo de su Barcelona natal, de la que dice que «sólo es un obstáculo para la circulación de vehículos por la ruta que comunica próspera pero sombría Europa con las cálidas playas del sur».

Es una historia desmadrada que arranca cuando un comisario le encarga a un interno de un psiquiátrico la resolución de un caso y a partir de ahí, cualquier cosa puede pasar. Pero no solo se encuentran chistes en estás páginas, también hay descripciones de personajes antológicas, como las de Pelayo y Marcial, en la página 38.

Una novela llena de ingenio y gracia, ligera despreocupada y ágil, muy apropiada para descansar de lecturas más áridas y grises, una experiencia refrescante que abre la mente. Estupenda. 

Eduardo Mendoza (Barcelona, 1943) es un escritor español. Hio de un fiscal y un ama de casa, estudió en varios colegios religiosos e hizo Derecho en Barcelona. Consiguió una beca para estudiar Sociología en Londres ya su regreso empezó a trabajar para el Banco Condal

Pero la banca no era lo suyo y tuvo la fortuna de poder trabajar en Nueva York como traductor de la ONU. Se dice que en aquella época viajaba tanto que le dió tiempo a escribir su primera novela, «La verdad sobre el caso Savolta» (1975), en las salas de espera de los aeropuertos. Con esa novela, titulada originalmente «Los soldados de Cataluña» y renombrada para pasar la censura franquista, consiguió el Premio de la Crítica y se consagró como gran escritor.

En sus quince novelas hay que distinguir entre las obra sus novelas serias o mayores, y sus divertimentos o novelas menores. Ha ganado numerosos premios, como el Planeta en el 2010 por Riña de gatos y el Premio Franz Kafka en el 2015.

Eduardo Mendoza

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada