viernes, 22 de enero de 2016

El lamento de Portnoy - Philip Roth


Título: El lamento de Portnoy
Autor: Philip Roth
 
Páginas: 254

Editorial: Bruguera
 
Precio: 3 euros 


Año de edición: 1980

Publicada en 1969,  esta es una de las novelas que consolidó la carrera literaria de Roth definitivamente y le consagró como uno de los mejores escritores estadounidenses del siglo XX.

El texto se plantea como un larguísimo monólogo en el que el protagonista, Alexander Portnoy, repasa sus frustraciones, traumas y problemas en una supuesta sesión de psicoanálisis. Esa excusa argumental sirve para repasar las filias y fobias de un judío típico, sus obsesiones y manías, entremezcladas con las de sus padres, con ironía y un sentido del humor un poco feroz y a menudo desternillante.

La voz que se adueña del relato recuerda inevitablemente a Woody Allen, dominada por los remordimientos, el sentido de culpa, el sexo, la muerte, los tópicos de la cultura judía y el humor, en un ejercicio de streap-tease psicológico que parece auténtico, de una sinceridad absoluta y muy valiente. El autor no para de reírse de sí mismo y de su familia, de la que al fin y al cabo forma parte.

El relato arranca cuando el personaje central tiene cinco años y comienza dando la visión que tiene de sus padres y sus peculiares costumbres. Luego continua describiendo su infancia, cuenta cómo fué su adolescencia y llega hasta su complicada vida sexual como adulto,.Una vida entera contada de manera profunda en 254 páginas.

La escritura es obsesiva, coge un tema y lo retuerce, lo estruja con fuerza hasta sacarle todo el jugo y agotarlo completamente. En el camino, mucho humor y una crítica algo ácida del supuesto sueño americano y de los valores más clásicos de los judíos, una comunidad en la que lo primero que se les enseña a los niños es la diferencia entre los creyentes y los gentiles. Un texto apasionado en el que Roth parece entregarse sin reservas en cada frase y trata de explicar la torturada vida de un niño judío que acaba siendo ateo.

Una novela excelente, de las que parece definir a su autor como un escritor de primera fila de manera incuestionable. Una gran obra, que se lee a toda velocidad, escrita como un monólogo exterior lleno de autenticidad y literatura. Una de las mejores novelas de este autor, la primera de un verdadero rosario de obras maestras, y un impagable retrato de la psicología judía que, curiosamente, no está tan lejos de la manera de ser de los católicos de la generación de mis padres.

Philip Roth (Newark, 1933) es un escritor estadounidense perteneciente a una familia judía llegada a EE. UU. de la región de Galitzia. Estudió en las Universidades de Bucknell y Chicago, y en los últimos años ha sido profesor invitado en las de Iowa, Princeton, Nueva York y Pensilvania. Varias de sus novelas están consideradas como obras maestras y algunas han sido reseñadas en este blog.

En 1959 ganó el National Book Award con un libro de relatos titulado «Goodbye, Columbus» y a partir de ese momento se fué convirtiendo en uno de los autores judíos más famosos de la posguerra. Ha escrito una treintena de novelas, además de cuentos, artículos y ensayos, y ha obtenido más de 18 premios, entre otros el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en el año 2012. Poco después anunció que se retiraba y dejaba de escribir.
   
Philip Roth

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada