lunes, 28 de abril de 2014

Una noche en blanco y negro - Francisco Olmos


        
Título: Una noche en blanco y negro
Autor: Francisco Olmos

Páginas: 138

Editorial: Createspace
 
Precio: 5,92 euros 

Año de edición: 2014


Este libro es una recopilación de diez relatos cortos, primera obra de un joven escritor madrileño. Relatos muy imaginativos, alguno de corte inquietante que se inician con sucesos cotidianos como los que nos pueden pasar a cualquiera, para tomar luego giros bruscos, irreales, fuera de la lógica, para terminar luego de forma inesperada, en ocasiones abrupta, pero a menudo jugando con la sorpresa final, a veces en altas dosis.

En varios de ellos aproxima al lector a personas cercanas, bien reflejadas, como un magnifico retrato de un adolescente tan inexperto como fabulador, un veterano comercial de seguros al que sus viajes le siguen deparando sorpresas, o un cuento corto protagonizado por un escritor que se deja envolver por un entorno lúgubre, estremecedor hasta trasmitir sensación de frío al lector, o aquel en el que se agolpan en la memoria los recuerdos de lo que fue una gran mansión familiar que ha caído en el deterioro y la ruina.

Todos juntos constituyen un buen conjunto de relatos de lenguaje tan cercano como culto, directo, con un trasfondo mágico que los convierte en una serie de cuentos de fantasía. Y fantásticos.

Francisco Olmos (Madrid 1989) ha cursado estudios de Ciencias Empresariales Internacionales en Madrid y en Boston. Bibliófilo habitual, amante de ediciones clásicas, gran viajero y gran aficionado a la lectura reside actualmente en Londres donde compagina su trabajo como consultor con sus colaboraciones habituales como comentarista de actualidad internacional en el portal de noticias hispano-turco Hispanatolia.  

Este es su prometedor primer libro editado y distribuido a través de Amazon en su doble versión digital y en papel. Seguro que es un anticipo de otros magníficos escritos con los que nos deleitará.

En su foto, tomada en Londres, se aprecian unos rayos de sol que llenan de reflejos su cara, como prueba de que en la capital británica también existen algunos días soleados. 

 
Francisco Olmos 

Publicado por John Smith.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada