domingo, 13 de abril de 2014

El chico de la última fila - Juan Mayorga


Título: El chico de la última fila 
Autor: Juan Mayorga 

Páginas: 72 

Editorial: Ñaque 

Precio: 10 euros 

Año de edición: 2006 

El teatro no es el género que más leo, pero de vez en cuando una obra sienta muy bien a cualquier lector. Recientemente he leído «El chico de la última fila» de Juan Mayorga (Madrid, 1965) y me he quedado maravillado con cada uno de sus actos, con el sencillo recurso de imaginarme sentirla en escena.

Esta pieza junta en un mismo escenario generaciones muy distintas. El avanzado adolescente abocado a la mayoría de edad, en el que la astucia de un adulto cohabita con una mentalidad aún inmadura en un mundo lleno de posibilidades impuras, se mezcla con el profesor asentado de edad media-avanzada, que en el ejercicio cíclico de su profesión se encuentra una y otra vez con los mismos imprevistos. La explosiva unión sobre las tablas de estos dos polos opuestos es el caldo de cultivo para una suculenta obra.

Juan Mayorga juega en un pasado muy cercano con los personajes tipo del teatro clásico adaptándolos a nuestro presente. Claudio encarna la figura moderna del donjuán, un figurín muy manipulador. German, un profesor de la asignatura de lengua castellana, quiere encauzar al alocado joven en la trayectoria adecuada por medio de la literatura y lo que no sabe es que a un dandi nadie se le resiste.

Ese hincapié que hace Germán en los grandes autores para cambiar la mentalidad de su alumno es una interesante crítica a la literatura universal desde la perspectiva de este dramaturgo. Escritores como Dostoievski, James Joyce, Kafka, Thomas Mann y algunos filósofos griegos salen a la palestra y no todos quedan bien parados.

Esta obra, además de ser representada en el teatro, ha trascendido al cine. Ha sido llevada a la gran pantalla en nuestro país vecino por François Ozon, bajo el título de «Dans la maison» (En la casa). Obtuvo la Concha de Oro a la mejor película y el Premio del Jurado al mejor guion en el Festival de San Sebastián de 2012.

La obra, publicada en 2006, sigue estando muy vigente en nuestros días. Representa, con la grotesca trasformación que el teatro ejerce sobre la realidad, el día a día de uno más de nuestros docentes. «El chico de la última fila», como así ha demostrado ser, es una función teatral de película.

  
Juan Mayorga

Publicado por Jesús Rojas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada