viernes, 26 de julio de 2013

Ojos de agua - Domingo Villar


Título: Ojos de agua 
Autor: Domingo Villar 

Páginas: 188 

Editorial: Siruela 

Precio: 16,90 euros 

Año de Edición: 2006 

Hace poco tiempo he presentado en este blog una magistral novela policiaca de este escritor gallego. Me causó una impresión magnifica y no tardé en buscar otras obras suyas. Así encontré «Ojos de agua», la primera de sus novelas, que dedica al inspector vigués Leo Caldas y a su ayudante Rafael Estevez, el uno prototipo de personaje gallego introvertido y melancólico y el otro policía zaragozano trasladado a Galicia, de fuerte caracter y modales pendientes de refinar, que no consigue entender a los gallegos ni adaptarse a su carácter.

También presenta a otros personajes secundarios que repetirán en sucesivas obras y nos pinta un buen retrato de la ciudad y la sociedad gallegas. Los conocedores de aquella tierra disfrutaran mas aún con su lectura. 

El título procede del sobrenombre que dan a un personaje: un joven músico saxofonista homosexual que es hallado asesinado con saña y crueldad en lo que aparenta ser un crimen pasional. Durante la investigación, el inspector tiene que ahondar en los ambientes gays nocturnos de Vigo y también entre la burguesía respetable y de vida ordenada de la ciudad dando lugar a giros insospechados en el desarrollo de las pesquisas.

Un libro muy ameno y agradable de leer, que durará poco en manos del lector y supongo que,  como me pasó a mi, colocará a su autor en la lista personal de favoritos. Recomiendo claramente evitar cometer el mismo error que yo he cometido y leer este titulo antes que «La playa de los ahogados». Aunque sean casos completamente independientes, ése es su orden cronológico natural y si se sigue, se conoce mejor a los personajes.

Espero con impaciencia la próxima obra que tiene anunciada en breve: «Cruces de piedra», pero los plazos de entrega han sufrido varias demoras porque el autor no está del todo satisfecho con el resultado y sigue revisando el texto completo. Según sus propias palabras «no estará hasta que esté». Ciertamente gallego ¿no?

  
Domingo Villar 

Publicado por John Smith.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada