miércoles, 28 de marzo de 2012

¿Acaso no matan a los caballos? - Horace McCoy


Título: ¿Acaso no matan a los caballos?
Autor: Horace McCoy
  
Páginas: 160
     
Editorial: Puntodelectura
  
Precio: 8 euros
        
Año de Edición: 2004

Una novela dura, muy negra, poco recomendable si estáis desanimadillos. Es de esos libros que hay que leer cuando uno se encuentra pletórico, lleno de energía y con el ánimo inasequible al desaliento. 

Con un estilo seco y sin contemplaciones, se cuenta la historia de una pareja que participa en un maratón de baile en la California de los años 30, durante la Gran Depresión; un concurso de resistencia en el que participa gente desesperada para poder comer gratis durante los días que dure el concurso y tratar de conseguir el premio a los que más aguanten. El resultado es un texto demoledor, impresionante, pero a la vez fantástico, literariamente maravilloso, lírico y muy bien escrito, que anticipa algunos aspectos de los reality shows televisivos y otros espectáculos mediáticos. Una de las cumbres de la novela negra que retrata perfectamente lo terrible que puede llegar a ser la realidad social y económica generada por el ser humano.

Sydney Pollack dirigió en 1969 una excelente película basada en este libro, titulada en España «Danzad, danzad, malditos», en la que actúaron Jane Fonda y Michael Sarrazin como protagonistas, tan dura o más que la novela de McCoy.

Horace MacCoy (Pegram, Tennessee, 1987-1955) luchó en la Primera Guerra Mundial como aviador. Enrolado como artillero en la aviación francesa, mataron a su piloto y fué capaz de derribar un avión enemigo, coger los mandos del suyo y volver sano y salvo. Por ello le concedieron la Croix de Guerre. Fué periodista deportivo, actor y guionista de Hollywood, pero siempre quiso triunfar como escritor, cosa que no consiguió en vida. «¿Acaso no matan a los caballos?» pasó practicamente desapercibida cuando se publicó en 1935. Sin embargo se convirtió en una de las novelas favoritas de los existencialistas franceses (Beauvoir, Sartre, André Gide, Malraux...) en los años 40.
 
 Horace MacCoy

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada