lunes, 21 de agosto de 2017

Herzog - Saul Bellow


Título: Herzog
Autor: Saul Bellow

Páginas: 460

Editorial: Galaxia Gutenberg

Precio: 25 euros 

Año de edición: 2008

Ésta es una de las grandes novelas que he tenido la suerte de poder leer este verano: «Herzog»  de Saul Bellow, un auténtico clásico del siglo XX. Es un libro potente, que arraca con una frase contundente, «Si estoy chalado tanto mejor, pensó Mosés Herzog», y mantiene ese nivel durante más de cuatrocientas páginas.

Publicado en 1964, cuenta en primera persona las reflexiones y recuerdos de un hombre divorciado dos veces, con varios hijos, en plena crisis de los cincuenta, que se siente viejo y fracasado en todos los aspectos de su vida. Pero en lugar de deprimirse, se escapa mediante el humor, la filosofía, una extraña autoestima y un gramo de locura que le salvan de la desesperación. Una especie de funambulista que hace piruetas en el delgado hilo de la existencia. Muy interesante.

Por otro lado, el texto es una especie de liquidación del estilo epistolar, porque está escrito en buena parte como una sucesión de cartas, unas reales otras mentales, que el protagonista nunca llegará a enviar. 

En fin, que uno de los méritos más notables de esta obra singular es la construcción del personaje central, narcisista, masoquista, anacrónico, enfermo, egoísta, perezoso... pero a la vez con encanto y muy humano. Un personaje en el que todos adivinamos que hay mucho del autor, que divaga, parece que pierde el hilo, lleva una vida atrabiliaria y desordenada, a veces parece que le falta un tornillo...

Una novela valiente, difícil y un desafió para cualquier escritor, del que Bellow sale más que airoso, porque compone una obra maestra de difícil clasificación, sorprendente y arriesgada. Llama la atención cómo se mantiene toda la novela con un planteamiento que en principio parecería que no iba a dar para más de cien páginas.

Una novela genial  con un discurso que se instala en el fracaso y las dudas («Sé que escribir cartas es una manía ridícula, pero me dominan mis manías»), y las convierte en la mejor de las literaturas. Muy recomendable para lectores con muchas horas de vuelo, con resistencia para digerir un libro de esta longitud el suficiente bagaje como para disfrutarlo plenamente.

Saul Bellow (Lachine, 1915-2005) fué un escritor canadiense y estadounidense de origen judeo-ruso. Nació en una localidad de Quebec (Canadá), en una familia judía de origen ruso que, cuando él tenía nueve años, se mudó a Chicago.   

Fué soldado en la Segunda Guerra Mundial, estudió Antropología en la Universidad de Northwestern, fué profesor en la de Chicago y se casó cinco veces. Obtuvo el National Book Award tres veces y en el año 1976 el Premio Pulitzer y el Nobel de Literatura, por por la comprensión y análisis sutil que realiza de la sociedad contemporánea en sus trabajos.

Casi todas sus novelas son en mayor o menor medida autobiográficas y reflejan el desconcierto del ciudadano moderno en la sociedad actual. Es uno de los autores estadounidenses más influyentes y una referencia de la literatura judía.

Saul Bellow

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

2 comentarios:

  1. Estupenda reseña. Me pareció una novela extraordinaria. La traducción es también sobresaliente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Un libro de gran calidad literaria. De hecho, mayor de la que soy capaz de apreciar. Obra intensa, plagada de recuerdos tan macerados que es imposible no tomarse en serio a este moderno Quijote pasado por la erudición en Humanidades, antihéroe arquetípico que me recuerda a un angustiado personaje de Woody Allen pero infinitamente más rico en matices, en amarguras, en vida real.

    ResponderEliminar