jueves, 1 de septiembre de 2016

Gigi - Colette


Título: Gigi
Autora: Colette

Páginas: 100

Editorial: Veintisiete letras

Precio: 14 euros 

Año de edición: 2008

Esta novelita, publicada originalmente en 1944, es un clásico moderno, una delicia que describe con precisión y nitidez, con sensualidad y picardía, todo el encanto de las cocottes francesas, las cortesanas elegantes y refinadas que buscaban un buen protector que les resolviera la vida. 

Y lo hace a través de un puñado de personajes y un par de situaciones: Gigi, una encantadora chica de quince años que está siendo educada por su madre y su abuela para comer langosta y espárragos con elegancia, no leer muchos libros, porque eso produce melancolía, y enamorar a un empresario solvente, estropea todos los planes al enamorarse de verdad de su objetivo, Gastón, un vividor cansado de relaciones superficiales que nota también el flechazo del amor. 

Coquetería, perfume, música ligera y seducción en una obra maestra que retrata con cuatro pinceladas el París de fin de siglo, en unas páginas llenas de ironía y una crítica tan sutil y elegante que el lector apresurado puede juzgar la novela como superficial. Nada más lejos de la realidad; la autora denuncia con elegancia la hipocresía de una sociedad que predica unos principios mientras pone en práctica otros entre plumas y burbujas de champán. 

Una nouvelle encantadora que se lee en un rato. Fué llevada al cine en 1958 por Vincent Minelli, en una cinta ganadora de nueve oscar y protagonizada por Leslie Caron y Louis Jordan, con Maurice Chevalier.

Leslie Caron «Gigi»

Sidonie-Gabrielle Colette (Saint-Sauveur-en-Puisaye, 1873-1954) fué escritora, periodista y guoinista de éxito y a la vez artista de cabaré. Hija de un miltar que perdió una pierna en Argelia, tuvo una educación laica y una infancia feliz en Bourgogne, al norte de Francia. 

Con quince años conoció al escitor y libertino Henry Gautiers-Villar «Willy», con el que se casó al cumplir los 20 años. «Willy» era un seductor compulsivo y además explotaba a varios «negros», firmando sus escritos sin ningún escrúpulo. Fué el primero que descubrió el talento de Colette y la incluyó entre sus «colaboradores» con toda naturalidad.

Las infidelidades y abusos hartaron a nuestra joven, que abandonó a marido y se dedico a la revista y el cabaré para satisfacer sus necesidades artísticas. En esa época descubrió su bisexualidad, le quitó varias amantes a su esposo y conoció a Georges Simenon, que le ayudó como mentor a desarrollarse como escritora.

Colette vestida de egipcia y lista para actuar

Despues de mantener un buen número de relaciones intelectuales y sexuales con escritores de ambos sexos, sentó la cabeza y se casó con el redactor jefe del periódico «Le Matin», en el que comenzó a publicar artículos y relatos. Se convirtió en una novelista de éxito y muy prolífica, ingresó en la Academia Goncourt en 1945, llegó a presidirla en 1949 y en 1954 fué condecorada con la Legión de Honor.

Colette

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada