viernes, 23 de septiembre de 2016

Puente levadizo- Varios autores


Título: Puente levadizo
Autores: Varios autores

Páginas: 184

Editorial: Foro/taller Sagitario

Precio: 15 euros 

Año de edición: 2015

Veinticuatro cuentos, doce de autores panameños y los otros doce de autores españoles, se reunén en este libro, editado el pasado año 2015 gracias a la financiación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) , en un sugerente juego de contrastes y comparaciones que da lugar a efectos curiosos y conclusiones inesperadas. 

¿Lo que más llama la atención? La continuidad cultural. Es imposible identificar qué testos son panameños y cuáles son españoles si no se mira el índice. Podrían pasar unos por otros sin ningún problema, tal es el parecido de temas, tonos y estilos.

¿Qué cual sería la segunda sorpresa? Pues que a pesar de que están ordenados en primer lugar los doce cuentos centroamericanos y luego a continuación, los doce europeos, ordenados aproximadamente por edad de los autores, de mayores a más jovenes, primero los nacidos en los años 40, luego los de las décadas 50 y 60 y finalmente los de los 70, que son mayoría, si se emparejan los cuentos por ese orden los temas siempre tienen un punto de conexión.

La docena de temas tratados son: historia de un loco cotidiano, la miel y el fuego interior de las mujeres, horror doméstico, sobre la rutina y el trabajo, conflictos personales, laberintos imaginarios, un viejo en el mar es un náufrago, peripecia de un hombre a la deriva, amores extraños, mujeres en busca de su equilibrio, supermán revisitado, y amor y muerte.

Creo que más que casualidad, ha sido la intención de quienes han seleccionado los relatos, Enrique Jaramillo Levi (Colón, 1944), veterano cuentista panameño y Pedro Crenes Castro (Ciudad de Panamá, 1972), escritor panameño-español que vive en Madrid desde 1991. Ambos figuran también como autores en la primera parte y me parece que se han conjurado para que los asuntos de las dos series de historias tengan conexiones. 

Sorprende tambien la riqueza y calidad de los relatos panameños; vienen un país con una larga y potente tradición de contadores de historias. Se me ha ocurrido jugar a los desafíos y he leído el libro como creo que debe leerse, primero la pareja de cuentos, uno panameño, otro español, seleccionados en primer lugar y así sucesivamente, por parejas. He intentado decidir qué cuento era mejor de cada pareja, aceptando empates y el resultado de este macth  Panamá-España ha sido de 8-4. Los relatos panameños me han parecido mejores, en general y en conjunto.

Por otro lado, todos los cuentos tienen buen nivel, pero he encontrado algunos que me han parecido extraordinarios: «El ángulo del horror» de Cristina Fernández-Cubas (Arenys de Mar, 1945), «El viejo y la esperanza» de Dimitrios Gianareas (Ciudad de Panamá, 1967) y «La intrusa» de Roberto Pérez-Franco (Chitré, 1976).

Esta edición ha sido financiadaa por la AECID, viene arropada por una introducción del Embajador de España en Panamá y sendos prólogos de los dos antólogos, y cada relato está precedido por una breve nota biográfica sobre su autor.

Una antología compilada con mucho criterio e inteligencia, muy buena, que se presta a ensayar juegos de comparación y contraste, que muestra que algo se está moviendo en el cuento panameño, algo que vale la pena conocer.

Publicado por antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada