viernes, 13 de julio de 2018

Sandokan - Emilio Salgari


Título: Sandokan 
Autor: Emilio Salgari 

Páginas: 146 

Editorial: Editorial Gahé 

Precio: 4,90 euros 

Año de edición: 1972 

Bueno, «Sandokan» es un libro muy especial para mí, porque es uno de los primeros que he leido. De pequeño fuí un niño que se ponía malo de vez en cuando, en aquella época en la que podíamosponermos malos, con fiebre y no era raro pasar una semana o dos en cama, con paperas, anginas, bronquitos o algo parecido, jugando todo el día y la verdad, sin ir al cole y pasándolo de miedo. Los niños de hoy en día no saben lo que se pierden.

Pues cuando tenía unos diez años, en una de esas maravillosa enfermedades interminables, mi tío me llevó esta edición de Sandokán de la editorial Gahé, con una estupenda portada ilustrada a todo color, para amenizar mis largas tardes de enfermedad. Hasta entonces, yo había leído muchos tebeos y las viñetas de un buen número de libros de la colección Historias Selección de Bruguera, aquellos libros que intercalaban una página de historieta por cada dos o cuatro de texto y con este libro descubrí todo un mundo. Empecé a leerlo, me enganchó rápidamente y ya no pude soltarlo hasta que lo acabé. Me gustó muchísimo, lo leí varias veces y fué uno de mis primeros libros fetiche.

La editorial Gahé tenía entonces una tienda en la Calle Islas Filipinas de Madrid con una gran cristalera en la que se veía una buena selección de quince o veinte títulos de la colección que publicaba todos los libros de aventuras de Salgari. Para mí aquello era como una tienda de golosinas; con el paso del tiempo fuí comprando poco a poco y devorando los títulos de la serie de «Los tigres de Mompracen», «El Corsario Negro», «Los pescadores de perlas» y muchos otros. Pero para mí, Sandokan siepre será el principio de todo.

Es un libro muy fácil de leer, con cierto sesgo romántico de la mano de temas clásicos como la libertad del pirata, su rebeldía, su enfrentamiento contra el sistema, su temeridad, su orgullo, su generosidad y su independencia. Sandokan es un idealista y un romántico.

La acción es trepidante, las descripciones y los diálogos son cortos y el autor va siempre directamente a lo que le interesa, lo que es muy de agradecer para un lector novel. Sabe crear complicidad con lector, halagarle y contarle una buena historia con todos los ingredientes de las aventuras con las que sueñan los niños cando juegan, en eso Salgari es un maestro.

En fin, un clásico de la novela de aventuras, que despierta entusiasmos incondicionales. Un libro ideal para fomentar la lectura e iniciar en ese noble vicio a adolescentes y preadolescentes. Por ese tipo de libros es por los que hay que empezar, no por los de Calderón de la Barca, Lope y Quevedo, como se hace demasiado a menudo en el colegio. Esos autores son un plato demasiado fuerte para las mentes tiernas de los chavales y es mejor disfrutarlos más adelante. Para eso siempre hay tiempo.

Emilio Carlo Giuseppe Maria Salgari (Verona, 1862-1911), conocido simplemente como Emilio Salgari, fué un escritor italiano de libros de aventuras ambientados en los países y épocas más exóticos, como Malasia, el Caribe, México, el desierto africano, la selva ecuatorial o Damasco. Describió paisajes impresionantes, llenos de frondosa vegetación y fieras peligrosas, en un derroche de imaginación, porque nunca pudo visitar esos países.

Sin embargo, logró describirlos de manera tan convincente, que sus libros han gozado de una popularidad enorme, sobre todo durante el siglo XX, como le ocurrió a Julio Verne. Curiosamente, si la percepción no es inocente ni pasiva, si percibimos lo que esperamos percibir y el lenguaje conforma nuestro pensamiento, esos dos simpáticos fabuladores y mentirosos se inventaron realmente los paisajes exóticos y en cierta medida, convencieron a mucha gente de que eran como ellos decían.

Nació en una familia de pequeños comerciantes, estudió para obtener el título de capitán de barco. Aunque supo disimularlo muy bien, su experiencia marinera se redujo a un viaje por mar de tres meses por el Mar Adriático en un barco mercante.

Autor muy prolífico, publico 84 novelas y un buen número de relatos, que alcanzaron un éxito enorme y han hecho felices a ratos a varas generaciones de niños y adolescentes. 

En 1889 se suicidio su padre y la tragedia desencadenó una cadena de suicidios espeluznante, primero el mismo Emilio Salgari y luego, sus dos hijos se quitaron de en medio. Él se hizo el harakiri, arruinado y sin dinero, incomprensiblemente dado el éxito que tenían sus libros.

Emilio Salgari

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario