jueves, 1 de diciembre de 2016

El marino que perdió la gracia del mar - Yukio Mishima

            
Título: El marino que perdió la gracia del mar
Autor: Yukio Mishima
 

Páginas: 176
 

Editorial: Alianza
 

Precio: 8 euros 
 
Año de edición: 2009

Publicada originalmente en 1963, esta novelita constituye una buena manera de introducirse en la lteratura y el mundo de Mishima, Cuenta la historia de un marinero que decide dejar el mar y cambiar su trabajo por otro en tiera cuando conoce a una viuda, y de los problemas que surgen en su vida a raíz de esta decisión cuando choca con el punto de vista del hijo adolescente de la viuda y su grupo de amigos.

Los conflictos interpersonales que aparecen sirven al autor para tratar indirectamente una serie de temas que parecen obsesionarle: el abismo generacional, el futuro de la juventud, las consecuencias en la sociedad japonesa de la derrota de la Segunda Guerra Mundial, la pérdida de los códigos éticos tradicionales en ese país, el honor y la traición, la ética, la búsqueda de unos ideales que orienten la vida, el erotismo y el amor, los valores de oriente y occidente....

Está escrito en una prosa magnífica, transparente y elegante, destilada y armoniosa, que maneja las elipsis y los silencios con maestría. Es Mishima en estado puro, un consumado estilista que maneja el lenguaje como casi nadie, algo que en la traducción al español todavía se nota. 

La penetración psicológica y la definición de personajes es muy buena. Este autor parece a veces un psicoanalisra que ha sentado a sus personajes en el diván antes de sentarse a escribir  y como pensemos un poco sobre lo que estamos leyendo podemos tener la sensación de que está haciendo lo mismo con nosotros. Sin embargo, el autor se mantiene a la vez distante y no se involucra demasiado en lo que está contando, lo que añade un punto de contención, que hace más potentes tods los mensajes que transmite y una cierta sensación de objetividad y ecuanimidad.

Una novela corta, que sirve muy bien para catar a este novelista prodigioso y comenzar a conocer su mundo y sus temas favoritos. Como todo Mishima, muy recomendable, especiamente para lectores avezados. Cuanto más libro hayamos leído, más nos gustarán los libros de de este japonés tan peculiar.

Kimitake Hiraoka (Tokio, 1025-1960), más conocido por su pseudónimo literario Yukio Mishima, novelista, dramaturgo y ensayista japonés, fué un autor con un talento natural descomunal para la literatura. 

Era capaz de escribir el libreto de una ópera en una sola noche, de corrido y sin corregir, mientras que escuchaba la música ya compuesta y producir asi una obra que sería un éxito clamoroso y se mantendría años en cartel. O estrenar una obra de teatro en París sobre el marqués de Sade y dejar boquiabiertos a los críticos franceses preguntándose cómo era posible que un japonés hubiese penetrado el alma del famoso marqués con tanta profundidad. A pesar de que buena parte de sus obras son trabajos alimenticios, escritos deprisa y corriendo, de una tacada y sin revisar, son obras muy importantes que han contribuido a engrandecer su figura.

Escritor muy prolífico, acostumbraba a escribir desde medianoche hasta la aurora. En su corta vida produjo 257 obras y es el autor japonés más traducido a otros idiomas. Fué candidato al Nobel, pero la academia sueca prefirió a Yasunari Kawabata, políticamente más correcto, que dijo: «No comprendo cómo me lo han dado a mí, existiendo Mishima. Un genio literario como el suyo lo produce la humanidad sólo cada dos o tres siglos. Tiene un don casi milagroso para las palabras.»
 
El que pusiese punto final a su vida haciendose el harakiri, el sucidio ritual japonés, para llamar la atención sobre la pérdida de las costumbres tradicionales en el Japón, acabó de convertirle en un autor legendario, sobre el que se han escrito multitud de ensayos.

 Yukio Mishima

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada