jueves, 18 de agosto de 2016

Molinos de viento en Brooklyn - Prudencio de Pereda


Título: Molinos de viento en Brooklyn
Autor: Prudencio de Pereda

Páginas: 224

Editorial: Hoja de lata

Precio: 18,90 euros

Año de edición: 2015

«Cuando era pequeño pensaba que la nacionalidad de una persona determinaba su trabajo. Nosotros éramos españoles y mi padre, mi abuelo y mis tíos se dedicaban al negocio de los puros». 

A ver quién se resiste a un comienzo así, yo desde luego no. Hojeé este libro en casa de mi amigo Joaquín, lo llevé prestado y lo devoré en un día; me pareció un autentico descubrimiento, una pequeña joyita que te alegra el día.

Este arranque corresponde a una  preciosa novela de claro corte autobiográfico, sobre la vida de un hijo de emigrantes en la colonia española asentada en Brooklyn a principios el siglo XX. Los miembros de la familia son teverianos: vendedores ambulantes y clandestinos de puros (no precisamente habanos de calidad) en bares, restaurantes, hoteles, a particulares... con algo de picaresca y de forma ajena al fisco.

En la memoria del joven adolescente hay dos personajes de gran influencia en su juventud y muy contrapuestos. Uno es su abuelo, todo un caballero distinguido, revestido de dignidad, apreciado y respetado por toda la colonia española, pero sin blanca; un personaje de ideales y rectos valores que procura trasmitir a su nieto, tan íntegro como poco afortunado en los negocios,. Cuando la abuela se queja de su mala fortuna en las empresas que emprende, una amiga le resalta sus virtudes, su aire quijotesco, a lo que le responde: «Si, pero no hay molinos de viento en Brooklyn».

El otro personaje que impacta al chico es Agapito, un pícaro charlatán, embaucador, con gran facilidad de palabra y don de gentes, con amigos en cualquier ambiente, el mejor de los teverianos, amigo fiel de sus amigos, que consigue hacer dinero con las oportunidades que brindaba Estados Unidos en aquella época.

Con el resto de personajes, su madre, su matriarcal abuela, Manolin el inefable bailarín español, la viuda Martínez con quien se inicia en el amor, va desgranando la historia de su infancia y juventud, su alegría por vivir en medio de la colonia de emigrantes que se tiene que esforzar en una ciudad abierta y difícil, pero con oportunidades para quien se sabe buscar la vida.

Nos deja una novela fresca, agradable, que nos introduce fácilmente en la época, un texto fluido y envolvente escrito de una forma sencilla, con un toque de ingenuidad como corresponde tanto al personaje como a un estilo muy en boga entre los escritores americanos de la época. 

Prudencio de Pereda (Nueva York 1912, 1973) fue un escritor americano de familia de emigrantes españoles afincados en Brooklyn. Se graduó en el City College de Nueva York. Lector voraz desde la infancia, comenzó a escribir al acabar sus estudios. Trabajó en varios oficios: bibliotecario, traductor, publicista a la vez que escribía. Viajó varias veces a España, la tierra de sus antepasados. Entabló amistad con Hemingway a quien admiraba, y colaboró con él en documentales sobre la guerra civil española apoyando la causa republicana. Es autor de un buen número de relatos cortos, con los que obtuvo algunos premios, y de varias novelas. Ésta es seguramente la mejor de sus obras.

Prudencio de Pereda

Publicado por John Smith.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada