jueves, 7 de agosto de 2014

El hombre desconocido - Stig Dagerman


Título: El hombre desconocido
Autor: Stig Dagerman

Páginas: 334
 
Editorial:  Nórdica 

Precio: 22,50 euros

Año de edición: 2014

Este volumen reúne una selección de 25 relatos de un escritor sueco casi desconocido en España, Stig Dagerman. Por aquí sólo se habían editado antes dos novelas, alguna obra de teatro y un reportaje de su viaje a Alemania; creo que estos cuentos permanecían inéditos en nuestro país. Yo nunca había oído hablar de él y la verdad es que me ha gustado mucho. 

Son relatos cortos, de unas 12 páginas cada uno, escritos entre 1944 y 1954, que reflejan sus preocupaciones sociales, su preocupación por los olvidados de la sociedad y en los que late una idea fundamental en su vida y en su obra: la solidaridad con los demás. 

El libro se abre con un relato autobiográfico, un resumen de sus primeros años que sirve en parte como crónica de la vida que conoció: la miseria de los campesinos suecos, la dureza de la vida agrícola en un país con un clima difícil, su situación familiar («Todos los demás tienen padres. Yo tengo abuelos.»), sus primeras experiencias en Estocolmo y cómo nació su vocación de escritor.

Después se incluye una lista de cuentos a cual mejor, muy interesantes por los temas y por el estilo, que mantiene un tono objetivo, una aparente frialdad, y una gran capacidad para sugerir y penetrar en el trasfondo de las cosas. Hay relatos claramente surrealistas, que me han parecido geniales como «Mi hijo fuma en pipa de espuma de mar», varias piezas en forma de monólogo excepcionales, como el extraordinario «¡Abre la puerta, Rickard, la historia de una mujer que se encierra en su habitación, que me ha precido inolvidable, o el monólogo de Ake, un niño que oye todo lo que pasa en su casa por la noche y sueña despierto con una infancia mejor.

Son cuentos conmovedores, llenos de empatía y sensibilidad, que nos hablan de personas que sufren, que no tienen suerte en la vida y se encuentran con su cara más desfavorable. Sin embargo, no resultan deprimentes, porque estos testos tienen una gran belleza, que nos consuela y nos hace sentir acompañados.

Un gran escritor y una muy buena oportunidad de conocerle a través de una colección de relatos que describen toda su trayectoria, corta por desgracia, y los temas que le preocupaban.

Stig Dagerman (Älvkarleby, 1923-1954), hijo de un empleado de una cantera y de una telefonista, nació en la Suecia rural, en un pequeño pueblo cercano a la costa. Fué criado por sus abuelos y vivió en primera persona el declive del modo de vida agrícola y campesina. A los once años se trasladó a Estocolmo a estudiar bachillerato.

Desde muy joven fué miembro del sindicato anarquista al que pertenecía su padre, el Sveriges Arbetares Centralorganisation y comenzó a escribir artículos para su órgano de prensa. Escritor bastante prolífico, antes de los 26 años escribió cuatro obras de teatro, cuatro novelas, una larga lista de relatos cortos y multitud de artículos, crónicas y reportajes.

Su compromiso con la República Española fué considerable y su casa fué refugio de miembros de las Brigadas Internacionales y represaliados por el franquismo. Estuvo casado dos veces, primero con una refugiada alemana, hija de voluntarios en la Guerra Civil española, de la que se divorció, y luego con una famosa actriz sueca, Anita Björk. A los 31 años se suicidó en el garaje de su casa, con los gases del escape de su coche.

Es ese chico guapo y bien parecido, con cara de niño bueno y sensible que aparece en la foto con una encantadora sonrisa.

Stig Dagerman

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada