domingo, 24 de febrero de 2013

El país de los ciegos - H. G. Wells


Título: El país de los ciegos
Autor: H. G. Wells

Páginas: 66

Editorial: Acantilado
 
Precio: 8 euros 

Año de Edición: 2004

Hay librerías que le ofrecen a uno estas golosinas literarias mientras espera en la caja para pagar y, claro, resulta  muy difícil resistirse a la tentación. Así cogí este librito y me alegro de haberlo hecho. Es una delicia de relato que proporciona una hora de placer. Tambien se puede encontrar en un volumen con otros cuentos del mismo autor, en «El país de los ciegos y otros relatos», editado por El Aleph.

Escrito en 1904 por el gran Wells, cuenta la fantástica historia de un valle de los Andes ecuatorianos aislado completamente del exterior y habitado por ciegos. La idea es muy atractiva y sugerente, y la narración está tan bien armada que resulta asombrosamente creíble. La descripción del valle, de los caprichos geológicos que lo dejaron de pronto incomunicado, la causa de la ceguera, el contacto casual con un montañero, que es el narrador, y lo que pasa a partir de ahí...todo lo que ocurre sigue una lógica, todas las piezas encajan y si se deja uno llevar puede disfrutar de una aventura única.

El lenguaje es sobrio, correcto, objetivo, casi periodístico, una muestra del estilo británico del siglo XIX que ha resultado tan eficaz en tantos autores. Las descripciones son las mínimas necesarias, hay cierto tratamiento psicológico de los personajes y predomina la acción. Wells sabe impregnar lo que escribe de detalles cotidianos que la hacen más realista.

Una relato muy imaginativo y redondo, con el que pasar un muy buen rato, recomendable para todos los públicos.

Herbert George Wells (Kent, 1866-1946), periodista, historiador, filosofo y novelista británico, está considerado como uno de los padres de la ciencia-ficción moderna por haber escrito historias que se han convertido en auténticos mitos, como «La máquina del tiempo», «El hombre invisible» o «La guerra de los mundos», que sirvió para que Orson Welles aterrorizase a todo un país con una famosa dramatización en la radio en 1938.

Su padre era un tendero de clase media-baja. A los ocho años tuvo la suerte de romperse una pierna de tal manera que tuvo que guardar cama una larga temporada y se aficionó a la lectura. Devoraba todo lo que caía en sus manos y su vocación literaria fué la consecuencia natural. Estudió Biología con una beca tan escasa que pasó auténtico hambre. 

Fué fundador y llego a presidir el Royal College of Science Association. Izquierdista convencido, estaba muy a favor de la liberación de la mujer. Cuado enfermó de tuberculosis lo dejó todo para dedicarse a escribir y se le dió bastante bien porque publicó más de cien libros. Fué un lector compulsivo y empedernido durante toda su vida.

H. G. Wells 

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario