martes, 15 de noviembre de 2011

La historia de Genji (I y II) - Murasaki Shikibu


Título: La historia de Genji (I y II)
Autor: Murasaki Shikibu

Páginas: 917 y 452

Editorial: Atalanta

Precio: 48 y 32 euros 

Año de edición: 2006

«La historia de Genji» (Genji Monogatari) es una descomunal novela, un 8000 de la literatura, de más de mil cien páginas, una obra que puede parecer hoy en día barroca, experimental e innovadora...y que fué escrita a principios del siglo XI por una dama de la corte japonesa. Es en realidad una de las primeras novelas, si no la primera, de la historia, si entendemos por novela una narración en prosa, no épica, con trama y personajes ficticios. Cuenta la historia del príncipe Genji a través de 54 capítulos, incluyendo su vida amorosa, ascensión, pérdida y recuperación del trono, su muerte e incluso la vida de sus hijos.

El estilo es muy elaborado, bello, lleno de referencias y de símbolos, cada flor y cada árbol tiene un significado. Se incluyen pasajes de narración objetiva, trozos de monólogo interior, comentarios de la autora, deliciosas ilustraciones y más de 700 poemas, todo ello integrado en un conjunto armonioso y equilibrado, por lo que en realidad es una obra muy adelantada y progresista. El estilo reproduce probablemente el habla de la corte japonesa de la época, formal, culta y delicada, lo que hace que la lectura cueste un gran esfuerzo. Por añadidura casi no se usan nombres propios, a cada pesonaje se le nombra por su apodo (el refugio del Emperador es su madre), por el cargo que ocupa en la corte (el Ministro de la Derecha, el Ministro de la Izquierda, el Teniente Chambelán), o por su parentesco (su amada cuarta hija, su único yerno) y cuando un personaje cambia de puesto en la corte no es fácil seguirle la pista.

Sorprende que ya en el año 1008 existiese una larga tradición poética y artística, que se cuela mediante citas y alusiones continuamente («Es una verdadera lástima que un barco sin amarrar se aleje a la deriva» alude a un poema sobre un amor que se pierde). También la sofisticada complejidad del protocolo y los usos sociales, tan diferentes de los actuales: los niños menores de siete años no estaban obligados por el luto; la mayoría de edad se alcanzaba a los 12 años; el Emperador tenía una Emperatriz, varias consortes y multitud de íntimas; había ya funcionarios organizados en cuatro rangos; el Monoimi era una época de confinamiento bajo techo para evitar las influencias malignas, un posible antecedente de la cuaresma y del ramadán...

Murasaki Shikibu nació en el año 973, en el seno de una familia poderosa. Su padre fué gobernador de varias provincias. En 1006 ingresó en la corte al servicio de la emperatriz Akiko, probablemente gracias a su talento como narradora. No se sabe con exactitud cuándo comenzó a escribir esta magna obra, pero se calcula que entre el 1007 y el 1008. El texto parece haber sido escrito por varias manos, o al menos corregido por un segundo autor, lo que ha dado luar a todo tipo de cábalas y especulaciones, como que su hja escribió buena parte de los capítulos finales.

En cualquier caso la autora escribe con una gran experiencia de la vida y un conocimiento del alma humana muy notable. Se puede decir que es la primera novela psicológica por lo penetrante de su visión. Una gran novela, de lectura difícil, que exige un gran esfuerzo pero que ofrece la recompensa final de disfrutar de un clásico eterno, de una novela de una enorme belleza.

Ilustración original de La historia de Genji 

Para más información, aquí os dejo una estupenda reseña de Solodelibros y un extenso artículo publicado en el suplemento El cultural.

      
Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada