jueves, 28 de abril de 2011

Los enamoramientos - Javier Marías


Título: Los enamoramientos
Autor: Javier Marías
 
Páginas: 401

Editorial: Alfaguara

Precio: 19,50 euros

Año de Edición: 2011
 
«Los enamoramientos» es una novela que sólo puede haber escrito Javier Marías (Madrid, 1951) con su estilo y su elegancia habituales. El argumento, de tan simple, no daría para las 401 páginas que contiene, porque, en realidad, cuenta una historia muy breve. Narrada en primera persona por la voz de María Dolz, este personaje no es, ni de lejos, el protagonista de la novela. Dolz es una espectadora de una historia compleja que se desarrolla al margen de ella, y en la que interviene de forma colateral. Por momentos el autor da a entender que María podría cambiar el devenir de la historia. Pero ella elige ser sólo eso: espectadora y con un pequeño papel secundario.
No es una novela fácil. Es de este tipo de narraciones que exige del lector una total entrega, atención, e incluso, posicionamiento ético. No es una novela sencilla: no hay apenas diálogos. Marías, fiel a su estilo, rehuye los guiones/discurso y los guiones/respuesta. Los personajes exponen largas reflexiones, digresiones, posibilismos. ¿Qué hubiera pasado si...? Se permite, incluso, el encajar novelas dentro de su novela, como ayuda a la metáfora, casi al modo cervantino.
 
Por ejemplo:las muchas páginas que dedica a examinar el cuento de Balzac «El coronel Chabert». O las constantes citas al «Macbeth» de Shakespeare, o la historia de Dumas («Los tres mosqueteros»), perfectamente imbricadas en el ambiente de la novela.
 
Es, en definitiva, un texto que trata sobre el amor, la culpa, la elaboración del duelo, la impotencia que se siente ante hechos aparentemente fortuítos que, resulta, no lo son tanto. No quiero dar más pistas. Si eres de los que les entusiasman los superventas, como  «El código Da Vinci», no la leas. Si eres de los que aman la buena literatura, para tí es  IMPRESCINDIBLE.

Un saludo

Publicado por Omeya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada