miércoles, 2 de octubre de 2013

El diablo enamorado - Jacques Cazotte


Título: El diablo enamorado
Autor: Jacques Cazotte

Páginas: 299

Editorial: Siruela

Precio: 19 euros 

Año de Edición: 2005


Este divertido libro, escrito en 1772, fué concebido como violenta y radical reacción a la racionalidad del Siglo de la Luces y la Ilustración. Qué cosa menos racionalista que hacer que el mismísimo demonio se enamore perdidamente de un ser humano y ver qué pasa a partir de tan fascinante y original punto de partida.

El resultado es un texto ligero, lleno de chispa, ameno, ingenioso, un clásico del género fantástico, una de las novelas del siglo XVIII más modernas e imaginativas, precursora del Romanticismo y de la novela de terror. Cazotte era un reaccionario, eso es innegable, pero un reaccionario genial como escritor, capaz de escribir un relato que sigue sus propias reglas, recuerda lejanamente a algunas historias de «Las mil y una noches» y se lee en un suspiro. Es una obrita que sabe a poco y deja al lector con las ganas de que el juego se prolongue un poco más.

Para mí, resulta además curioso que el protagonista sea un caballero español, extremeño por más señas, que aparece como un símbolo del nuestro carácter más tóìco: orgulloso, leal, con honor, vanidoso, amante de la juerga y muy serio cuando no está de fiesta.

Y por último, uno de los encantos de esta asombrosa obra es que contiene de vez en cuando frases que le hacen a uno pararse a pensar, como ésta del diablo refiriéndose a la humanidad: «Tu especie rehúye la verdad: sólo cegandoos es posible haceros felices».

Una novelita muy agradable, moderna, sugerente y extraña, muy adelantada a su época, que se lee en un santiamén y tiene más enjundia de lo que parece a primera vista. Una vuelta de tuerca al viejo tema del pacto con el diablo. Un libro tan sugerente como su título.

Hay varias ediciones más económicas que esta estupenda edición de la editorial Siruela, con un prólogo de Luis Alberto de Cuenca y una introducción de Gérard de Nerval. Por ejemplo la de Bruguera en la colección Libro amigo, muy manejable; pero son ciertamente difíciles de encontrar.

 

Jacques Cazotte (Dijon, 1719-1792), hijo de un notario, estudió en un colegio jesuita, curso Derecho en París e ingresó en el Ministerio de la Marina con el cargo de inspector, lo que le obligó a vivir en la Martinica durante varios años. Una vez de vuelta en la capital, se dedicó en cuerpo y alma a escribir. Alcanzó el éxito con sus poemas, sus cuentos orientales y sus historias infantiles, pero fué «El diablo enamorado» la obra que le consagró como autor imprescindible.

Se unió a la secta de los Iluministas (Illuminati), pero abandonó la organización al ver que no se oponían con su convicción a la Revolución Francesa. Finalmente fué denunciado por antirrevolucionario y guillotinado. Parece que sus últimas palabras fueron: «Muero como he vivido: fiel a mi Dios y a mi Rey».

 
Jacques Cazotte (retrato de Perronneau)

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada